Una gran parte de Europa se enfrenta a un período muy cálido esta semana, ya que se ha establecido un fuerte patrón de bloqueo Omega. Pero un cambio de patrón significativo se acerca este fin de semana, NAO (Noth Atlantic Oscillation) se convierte en una fase negativa. Esto significa que se desarrollará una fuerte cresta de nivel superior sobre el Atlántico y se expandirá a Europa durante el fin de semana. Se desarrolla un poderoso patrón de bloque Rex con un potencial creciente para un brote de frío ártico significativo desde el norte de Rusia hacia el este y centro de Europa el próximo fin de semana. Una masa de aire mucho más fría en la superficie también podría extenderse hacia Europa occidental. Esto desarrollará condiciones de heladas peligrosas para los árboles que florecen temprano. Pero lo que es más importante, podría empeorar el brote de pandemia de COVID-19 en curso.