CHIVILCOY EXPERIMENTÓ EL SEGUNDO TRIMESTRE MÁS SECO DESDE QUE SE TIENE REGISTRO CON SOLO 36 MILÍMETROS.

CHIVILCOY EXPERIMENTÓ EL SEGUNDO TRIMESTRE MÁS SECO DESDE QUE SE TIENE REGISTRO, SOLO 36 MILÍMETROS DESDE EL 1 DE ABRIL AL 30 DE JUNIO. ¿QUE SUCEDERÁ DURANTE ESTE MES DE JULIO?

La falta de precipitaciones se extiende geográficamente y en el tiempo. La preocupación llegó a la principal zona productora de trigo: La Pcia de Buenos Aires.

El fenómeno de La Niña y otros factores que interactúan en nuestro País, han dejado que el trimestre Abril-Mayo y Junio, en el Partido de Chivilcoy , sea el segundo más seco de su historia , manteniendo el primer puesto y solo por 2 mm de diferencia , el año 2008 , donde solo se acumularon 34 milímetros , además de ser también el año más seco de la historia Chivilcoyana , dado que en aquel 2008 se acumularon en todo el año solo 459,8 milímetros.

Durante el pasado mes de abril en la Ciudad de Chivilcoy precipitaron solo 32 milímetros, cuando el promedio normal es de 103 mm.

Mayo por su parte fue aún peor, dejando un acumulado en todo el mes de solo 4 milímetros, registrado el miércoles 25.

 El promedio pluviométrico del mes de mayo en Chivilcoy es de 55 milímetros.

Finalmente, el pasado mes de junio, terminó con un déficit total de lluvia, no acumulando absolutamente nada durante los 30 días. Recordemos que el promedio de precipitaciones en nuestra ciudad para junio es de 54 milímetros.

De manera tal que en este trimestre y de acuerdo con el promedio de cada uno de estos tres meses, se deberían haber acumulado 212 milímetros, sin embargo, solo precipitaron 36 milímetros, generando entonces, un déficit en este trimestre de 176 milímetros.

Ahora bien, si vemos que ocurrió desde que comenzó el año en nuestra Ciudad, nos encontramos que se verificó un acumulado de 464 mm cuando en realidad, debería haber llovido un total de 542 mm, siendo entonces el déficit del primer semestre de solo 78 mm.

Por otro lado, también es de destacar que alguien que este leyendo esta nota, pueda tener registros pluviométricos anualizados más elevados, como ocurrió en el oeste y sudoeste del Partido, sector donde en el comienzo del verano y en particular en el mes de Enero , se registraron un par de tormentas que dejaron lluvias superiores a las registradas en la zona urbana de la ciudad de Chivilcoy.

Entonces, si miramos el total de lluvia del primer semestre del año, la cosa no pareciera ser tan complicada, pero claro está que el problema radica que se llovió todo en el primer trimestre ( Enero 158 mm-Febrero 148,5mm y Marzo 142 mm) , para luego precipitar poco y nada entre Abril , Mayo y Junio.

Esta persistente falta de precipitaciones, no necesariamente la justificamos con la presencia del fenómeno La Niña. Debemos recordar que el otoño fue frío, es decir, todo el trimestre marzo mayo promedió temperaturas medias que quedaron por debajo de los valores normales. Cuando el continente se enfría rápido, las zonas de alta presión tienden a transitar lento por la zona central del país y se incorporan en forma parcial al centro de alta presión semipermanente del Atlántico. Esto promueve estabilidad, frentes que pasan generando nubes bajas sin oferta de agua. Todo suma para mantener escasa la oferta de agua. Veremos como viene la segunda quincena de julio o si agosto comienza a dar señales más favorables. Por ahora, el escenario hídrico de la fina no es el mejor.

En resumen, que no llueva una gota no solo en el Partido de Chivilcoy, sino que en la región núcleo, la más productiva del país, la falta de agua hace que aún queden 500.000 hectáreas trigueras pendientes de siembra, ya que la sequía se metió en Buenos Aires y hay serios problemas por primera vez en 14 años para arrancar con el principal cereal de invierno.

“Se han desarrollado lluvias moderadas que privilegiaron los extremos opuestos del país. En el NEA, fundamentalmente en Misiones y Corrientes, y sobre el oeste Patagónico, donde las lluvias se combinaron con intensas nevadas. Cambiamos de estación, pero lamentablemente no se prevén cambios de relevancia en el comportamiento de las lluvias sobre el centro del país”.

No llueve desde el 25 de mayo, y ese mes cerró con solo un 8% de las lluvias medias mensuales y con una distribución muy despareja. Por eso no llama la atención que haya amplias zonas de Córdoba que estén cerca de cumplir 2 meses sin acumulados significativos. Es más extraño lo que pasa en la región pampeana, incluyendo a la provincia de Buenos Aires.

En la vecina localidad de Alberti, los ingenieros dicen que es la primera vez en 14 años que no pueden sembrar trigo por la falta de agua; desde 2008 no vivían algo parecido. “Falta sembrar un 50% del trigo”, cuentan los técnicos, que agregan: “Necesitamos al menos 7 a 10 milímetros para sembrar. Los primeros centímetros están totalmente secos y así la sembradora no clava. Son pocos los lotes que se están sembrando más profundo.

                              .

Sobre el autor Marcelo Speranza

Investigador de Fenómenos meteorológicos. Difusor desde hace 30 años en Radio Chivilcoy, Diario La Razón y canal local de Cablevisión.